Famosos

publicidad
23 de agosto de 2013 • 17:07

VICTOR HUGO VILLENA PRESENTA SU DISCO "BANDONEON ECLECTIC

 

Buenos Aires, 23 de agosto El bandoneonista argentino residente en Francia Víctor Hugo Villena presenta mañana en la Usina del Arte su magnífico disco solista "Bandoneón ecléctico", que grabó en seis sesiones entre París y Amsterdam.

Quinta entrega de la colección discográfica El Arte del Bandoneón, dirigida por Ignacio Varchausky y de la que tomaron parte Leopoldo Federico, Walter Ríos, Julio Pane y Néstor Marconi, "Bandoneón ecléctico", es el trabajo más abierto de la serie, en un repertorio que entabla un diálogo desde el tango con la música contemporánea, el jazz, y el folclore y que, dice Villena, "refleja la trayectoria" que viene realizando con el instrumento en los 14 años de residencia que lleva en Europa.

El material, que reúne 10 piezas originales, escritas en su mayoría por distintos autores para este disco, tuvo en 2012 edición europea a través del sello holandés Silvox y mañana Villena lo presenta con un concierto que se desarrollará a las 15.45 en la sala Cámara de la Usina del Arte (Caffarena y Pedro de Mendoza), con entrada libre y gratuita.

Respecto de las relaciones musicales que tejió en Europa con el medio clasico, donde desde hace 3 años toca con el cellista Henry Demarquette y el pianista Frank Braley; el jazz, donde tocó con Carlos Franzetti y las orquestas de Estocolmo y Bruselas, de las más prestigiosas big bands de Europa; y con la música electrónica, siendo parte del Gotan Project, Villena dice que lo hicieron "crecer como músico".

"Son todas experiencias que me hicieron crecer como músico -dice Villena, que desde 2004 es profesor de bandoneón en la Universidad de Artes de Rotterdam-. Me obligaron a investigar otras competencias; tuve que estudiar y desarrollar otras maneras de tocar el bandoneón y, al mismo tiempo, sentí siempre que después de ellas había incorporado nuevos elementos técnicos para desarrollarme como músico de tango, que es lo que soy".Villena cuenta que "en la música clásica tenés que trabajar mucho la calidad sonora y ahí tu discurso musical se vuelve automáticamente más claro, tenés que ser puro sonoramente, y después cuando tocas una melodía como "Soledad", por ejemplo, te encontrás que podés cantar esa melodía de forma pura y que no es necesario agregar notas para que el discurso musical funcione".

Respecto de lo que le dejaron sus experiencias con el jazz, señala que es "lo opuesto de la música clásica".

"Ahí tenés que aprender a crear un discurso musical siendo espontáneo y claro, y cuando en el tango querés tener un espacio de libertad te encontrás con las armas para poder adornar melodías con más libertad y más conocimiento armónico". "Bandoneón ecléctico", abre con "Fantasía" una composición de casi 12 minutos que escribió especialmente para él Gustavo Beytelmann y que es una suerte de colofón de la relación profesional que mantuvo a lo largo de 10 años con el pianista que, dice, "es uno de mis principales maestros".

"Fantasía", dice Villena, "es un desafío inmenso porque los bandoneonistas estamos acostumbrados por historia y formación a composiciones solistas de no más de 5 minutos y entonces no es sencillo en una pieza tan extensa para este instrumento encontrar la lógica del discurso musical y el equiliblrio sonoro del bandoneón".

El disco reúne también tres composiciones de Daniel Binelli escritas para Villena; y el muy bonito "Vals de Nélida", de Marcelo Mercadante, las únicas creadas por bandoneonistas.

Además de incluir un tema propio,"Los pasitos de Camila"; y composiciones de Leonardo Sánchez, la pianista Sonia Possetti, cuyo quinteto integró a lo largo de cuatro años; y Fernando Otero.

"Una de las cosas que me interesó de este proyecto -señala el músico que gira habitualmente con Ute Lemper- fue presentar un trabajo que parte de la creación y el bandoneón hacia otras músicas; es como una conversación donde el tango es el tronco y las otras músicas giran alrededor de él".

Hablando sobre la manera de encarar esta grabación, el músico, que nació en José C. Paz en 1979 y estudió bandoneón con Marcos Madrigal y Juan José Mosalini, dice que trató "de trabajar con texturas del bandoneón muy extremas y usarlo de manera poco convencional".

En conjunto obtiene un disco notable, en el que con un sonido claro y a la vez potente transita distintos mundos posibles para el bandoneón en un "diálogo" donde siempre están presentes las marcas e intensidades de lo criollo y el tango.

En relación con el desarrollo del instrumento en Europa, Villena señala que "está íntimamente ligado al tango y que, por el momento, es un instrumento de algún modo marginal" sin haber obtenido todavía "el estatuto de instrumento clásico".

"Los bandoneonistas -dice- tenemos que trabajar para que el instrumento tenga más reconocimiento académico con lo cual vamos a lograr que tenga un repertorio más amplio que el actual".

Al mismo tiempo y hablando sobre el desarrollo del tango en la Argentina, remarca que "está pasando un buen momento".

"Hay una multiplicaidad de orquestas que no existía desde hace 50 años y además la generación que arrancó en el 2000, con gente como Nicolás Guerschberg, Pablo Mainetti, Diego Schissi y Ramiro Gallo, está llegando a la madurez, creando una musica compleja que al mismo tiempo se está volcando al costado popular".

Télam