TV

Alessandra Rampolla visitó a Susana y calentó la televisión

actualizado el 4/8/2011 a las 18h07
  • comentarios

La sexóloga Alessandra Rampolla visitó a Susana, y bajo la sorpresa del público, ingresó al living, justo cuando Gasalla hacía su monólogo como “La abuela”. “De verla, aprendo un montón de cosas”, arrancó Gasalla en una charla imperdible, donde no faltó información, humor y hasta momento de pudor que invadieron la cara de la conductora.

Alessandra Rampolla le enseña sobre sexo a Susana Giménez

La conversación se inició con el tema del Punto G. “Yo no me ando toqueteando”, señaló “La abuela”,“a mi edad se debe haber borrado”, bromeó, bajo la atenta mirada de Rampolla, quien insistía en convencer a “La abuela” para que lo busque. “Yo no me busque el Punto G”, interrumpió Susana. “¿Con todos los novios que tuviste no lo buscaste?”, se preguntó Gasalla.

Como para seguir en el tema, la sexóloga habló del preservativo y comenzó a explicar cómo lo podía poner una mujer con su boca en el pene del hombre. Mientras ella explicaba, “La abuela” pedía uno para utilizarlo de muestra. Y ante la mirada atónita de la conductora, un “Susano” le alcanzó uno, y “La abuela” se lo colocó en la boca y fue utilizada por la sexóloga, quien literalmente mostró cómo debía ser utilizado.

Además de presentar su página web (universoalessandra.com), la sexóloga también habló las cirugías de vulva, del bello púbico, de la consoladores y de lubricantes. “Si usted quiere, yo le mando uno”, le dijo Susana a “La abuela”, cuando ésta preguntó cómo se conseguía un lubricante en la farmacia.

Para finalizar una divertida conversación de sexo, “La abuela” preguntó sobre la edad para tener una vida sexual activa, y los motivos que producen dolor en el acto sexual a una mujer. “¿Qué duele más, largo o grueso?”, preguntó Gasalla. “Largo”, contestó sin dudarlo la sexóloga, ante la atenta y sorpresiva mirada de Susana, que se sentía incómoda en su propio living.

Ante una nueva figura, Rampolla culminó su visita hablando del by pass gástrico que se hizo, motivo principal en la búsqueda de un bebé. “Si no lo encuentra ella, ¿quién?”, sostuvo una desfachada “abuela”.

Fuente: DiarioVeloz

compartir

publicidad
publicidad